Seguidores

Recuerda este blog se alimenta de tus comentarios!

Deja un comentario, ¿No es tan difícil o sí?...

Invita a tus amigos



sábado, 15 de noviembre de 2014

Me quitaste la Inocencia


Capitulo 1. 







Aquí, estabamos mi padrino y yo en el aeropuerto esperando la llegada de Bella. No la veía hace 3 años, estaba loco por verla. ¿Seguiría igual de inocente? Me imagino que sí, estando en un convento de monjas... que se podria esperar!. ¿Seguiría igual de flacucha?, ¿Tendría esos labios que me llamaban tanto la atención? Ese cuerpo con esa inocencia,¿seguiría igual? ¿Será todavia esa niña?
- Edward, te estoy hablando.
-Perdón padrino, solo estaba pensando en los negocios que faltan por cerrar...
- Vamos que ya Bella llegó, hay que verla.
- sí, vamos; dijo Edward.
Mientras tanto en el avión...
\\POV BELLA/
Ah, por fín llegamos!, ya quiero ver a mis hermanas y a mi madre. También debo decirle a mi padre que no quiero estudiar la carrera que él nos obliga a estudiar, tanto a mí como a mis hermanas. Ya deseo verlo a él! Cuánto lo extrañe estos tres años. Estoy decidida a decirle lo que siento. Ya no soy esa niña inocente que se ruborizaba y salía corriendo cuando él me miraba. Ya soy una mujer! Ya quiero saber lo que es sentir todo, de lo que tanto hablan mis amigas, quiero vivirlo en carne propia. Ya estoy harta de escucharlas hablar de sus experiencias y yo ni tan siquiera he besado bien a alguien. Ya quiero perder mi virginidad! pero, que sea con él. Con el chico que sueño todas las noches. Quiero ser suya, quiero ser su MUJER!
- Ahí está mi hija: Bellaaaa , grito mi padrino - aquí, aquí estamos.
\\POV EDUARD/
Levante la vista con mucha emoción para ver a Bella; pero, al verla quedé en shockk...
En verdad que había cambiado, y para bien, y mucho Dios mio. Ya no tenía cuerpo de niña, era una mujer y que mujerrrrrrrr! Tenía el cuerpo de una modelo. Sólo vestía unos Jeans y una camisa de manga larga con unos tacones... ufffff! Con eso se veía hermosísima. Imagino que sin ropa se vería mejor! Ahhh, cuanto me gustaría arrinconarla ahí mismo, en las escaleras del avión, desnudarla y besar esos labios que tanto llamaban mi atención desde pequeña. Tenía un cuerpo que me mataba con solo verla. Me ponía duro como una roca.
- Edward; en que andas hoy? estás muy despistado... te habla bella!: me dijo mi padrino.
- Lo siento padrino!
- Hola Edward! hace tanto tiempo: dijo mi diosa... me dió un abrazo y tan pronto sentí sus pechos en mi pecho, sentí una corriente por el cuerpo.
- Hola Bella! estás hermosa. Sí que a pasado mucho tiempo: le dije.
- Ya, ya basta de saludos. Vamos que tu madre esta loca por verte Bella: le dijo mi padrino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario