Seguidores

Recuerda este blog se alimenta de tus comentarios!

Deja un comentario, ¿No es tan difícil o sí?...

Invita a tus amigos



sábado, 15 de noviembre de 2014

Me quitaste la Inocencia

Capitulo 3.



En vez de acostarme a descansar me fui a dar un paseo por la hacienda queria correr caballo, ya que hace tres años no veia a mi yegua lindsay, fui le pedi a uno de los peones que me diera mi yegua y me fui por la hacienda, que mucho habia cambiado mi hogar en estos tres años, estaba galopando que mucho lo extrañaba, estaba tan ensimismada que no me di cuenta que un jinete y su caballo se acercaban, hasta que lo vi frente a mi, no era un jinete cualquiera era él, Edward.
- veo que sigues siendo igual de buena que antes en el caballo. me dijo
-esto es algo que no se olvida además en el internado lo hacia siempre, y ¿tú que haces aqui?
-decidi dar un paseo y pensar en cosas. Esto él me lo decia muy sensualmente estabamos uno al lado del otro en nuestros caballo.
-que tal si te enseño la hacienda ha cambiado en estos 3 años y de una vez nos ponemos al día. me propuso
- Si, vamos te sigo. le dije. El se fue adelante y yo me quede un rato observándolo, Dios mio que me pasaba nunca me habia sentido asi con hombres y no hago mas que verlo y me excito siento mis pezones erizarse, que espalda tiene, y tiene un trasero hermoso. Ah que cosas pienso.
-Hey! ¿ te vas a quedar hay mirandome?, por que se que lo haces, o vas a dar el paseo conmigo. me gritó ya que estaba un poco lejos
-ha que ingreido eres, no te estaba mirando a ti, vamos te sigo. Me cogio desprevenida mirandolo atentamente si supiera en lo que pensaba en ese momento.
llegamos a los viñedos pero fuimos a un área que estaba bien lejos, estaba bajandome cuando senti unas fuertes manos sobre mi una sobre mi mano, y la otra sobre mi espalda baja
-Vamos ven yo te ayudo, no valla ser que te caigas.
Ahhhhh si, pense yo ese comentario no me gusto asi que me deslice de forma que me cayera pero encima de él y caimos los dos al suelo, podia sentir esa parte varonil que estaba dios mio como piedra estoy loca pero loca esto es jugar con fuego.
-lo siento me tropecé. le dije con una cara de inocencia si claro y para cucarlo un poco me mordi el labio
-Ves sigues siendo torpe, pero me encanta y más si siempre caes encima de mi. tenia esa mirada de que no fue ningún tropiezo como que lo hizo para darme una lección por haberle dicho torpe, pero esto era toda una delicia sentirla encima de mi.
-Edward dejame decirte una cosa no sigo siendo la misma niña torpe y patosa de siempre soy una mujer echa y derecha y te lo voy a demostrar.
y lo besé si lo besé, eso de esperar a que sea el chico que de el primer paso no, tenia que arriesgarme si me rechazaba pues, pero llevaba 3 años soñando con sus besos, sus caricias como serian para pensar en eso ahora, no me importaba nada solo queria vivir el momento. El me correspondia me beso tierno al principio pero luego fue voraz, intenso me mordia el labio y sentia su lengua empujar mi labio, pidiendo permiso para introducir su lengua, le di permiso y senti su lengua conla mia como un baile sin fin, no sabia que hacer esto era nuevo para mi, senti esa parte de mi intimidad húmeda será normal esas cosas que siento mas abajo de mi estomago, gracias a Dios estabamos en el suelo por que si estuvieramos de pie me hubiera caído. entrelaze mis manos en su hermoso cabello, lo tenia largo y siempre con ese toque descuidado que me volvia loca desde pequeña, me sentia viva, estaba dispuesta a hacer todo lo que el quisiera conmigo
-Queria hacer esto desde que te vi bajar de ese avión, eres una bruja, ese toque de inocencia que tienes me encanta. se lo dije argggggg en que me meti ahora no iba a dejar de pensar en ella, queria enseñarle a besar, pero iba a ser una buena estudiante ya que al principio se notó su inexperiencia pero despúes de un rato besándonos se adapto al beso, ahora la puse debajo de mi y segui besándola, empece a bajar por su cuello y le di un leve mordisco, al cual ella reaccionó con un gemido, me tenia loco, la mire y me encanto su cara estaba colorada por la excitación y segui bajando hasta sus pechos a pesar de tener la camisa notaba sus pechos erectos y...

No hay comentarios:

Publicar un comentario