Seguidores

Recuerda este blog se alimenta de tus comentarios!

Deja un comentario, ¿No es tan difícil o sí?...

Invita a tus amigos



lunes, 18 de mayo de 2015

Me Quitaste la Inocencia





Capitulo 9


\\ POV EDWARD/

Pero mira que atrevida me lanza eso de que se desahogara sola y me engancha, después viene y apaga el teléfono, lo que me apetecía era vestirme e ir a buscarla y hundirme en ella hasta que se me olvidara mi nombre pero eso no era posible y no podía hacerlo, me vestí y salí para casa de mi amiga Rebeca, había llegado hace 3 días, y no la había visto y me hacia falta, además debía contarle mis planes para hoy, y que me ayudara. Le marque a su teléfono mientras me dirigía al ascensor, ring, ring, ring

- Hola muñecote, como estas? Llegue hace tres días y ni tan siquiera una llamada. Me contesto mi amiga

- Mucho trabajo, pero sabes que te quiero, te llamo para ver si estas en tu casa?

- Ah, pues si, estoy en casa, te espero?

- Si estoy allá en cinco. Y colgué el móvil ya estaba en el estacionamiento de la empresa, vi al aparca choches y le pedí mi coche

- Mi coche por favor. le dije

- Claro señor

Me trajo mi auto me monte y conduje rápidamente a casa de Becca, llegue le di mi auto al portero y me encamine al ascensor, tan pronto habría el ascensor mi amiga se me echo encima

- No sabes cuanta falta me hiciste. Me dijo

- Ja, ja, ja yo también te extrañe, pero si fue solo una semana! No seas dramática

- Ya sabes como soy, extrañe aconsejarte, y reírme de tus aventuras, y lo que te hacen las mujercitas esas. Me dijo mientras entrabamos a su casa

- Pues si tengo mucho que contarte, pero primero como te fue a ti en el viaje y los negocios claro. Le dije mientras me sentaba en el sofá y ella se dirigió al pequeño mini bar que tenia en una esquina.

- Quieres algo de beber?

- Si un whisky en las rocas, doble por favor. Le dije

- Uy!, que te habrán hecho que lo quieres doble?. una mujer me imagino no te la puedes sacar de la cabeza o me equivoco?

- No, no te equivocas, es una mujer, pero esa mujer es una prohibida. Le dije mientras me daba mi whisky y se sentaba a mi lado, y ella solo tomaba una cerveza

- No me digas, que le paso a mi amigo? En una semana cambio tanto? Tu no te metías con mujeres casadas.

- No es una mujer casada, es la hija de mi padrino, y lo peor es que la atracción es mutua, esa mujer me vuelve loco! Me fascina. Le dije, estaba trastornado

- Uy, uy, uy, mi amigo esta enamorado!

- No, no te equivoques, solo que es algo, para mi que es como un reto, sé que es inocente, virgen y pues la quiero tener, la quiero hacer mía, solo eso. Le dije mientras me decía en mi mente No yo no podía estar enamorado de ella, yo nunca me enamoro, eso no puede ser, si es solo eso, un reto, yo no podía enamorarme de ella, me dije o mas bien creo que me esta engañándome a mi mismo, pensé

- Si claro como tu digas, pero yo conozco eso cuando uno se enamora, te has enamorado y no lo quieres aceptar pero allá tu, cree lo que quieras, ya vere cuando vengas pidiéndome consejos cuando ella después no te haga caso, mas bien dime que cosas ha hecho para que te tenga, babeando.

- Ningún babeando, es que hace unas cosas, de chica experimentada y a la vez tiene ese toque de inocencia y eso me vuelve loco, y por eso tu me ayudaras en un plan para desquitarme de ella esta noche.

- No ,no espera que plan? Que te hizo ella? Me pregunto

- Pues que no me ha hecho seria la pregunta correcta, pero por lo que me quiero desquitar, es que la muy bruja, se atrevió a seducirme y hacerme creer que me iba a hacer sexo oral, y la muy awwww, hija de su madre se fue y me dejo así desnudo,duro, caliente y todo eso que tu sabes, al aire libre, y se fue. Lo que no le dije es que después baje el calentón con Ingrid si le decía mi amiga era capaz de dejarme de hablar a ella no le gustaba que usara así a las mujeres, aww Ingrid, me dijo que no me quería volver a ver, pero como dije ya a los 3 días se le había olvidado el enojo y me había llamado, rogándome para que la visitara, pero no le voy a dar el placer de ir a visitarla, por ahora no, la dejare que sufra un rato.

- No lo puedo creer el gran Edward Cullen humillado por una mujer, que bueno ya era hora, ay Ed te encontraste con una mujer de tu calibre ya la quiero conocer.

- Pues hoy tendrás el gusto de hacerlo, ya que serás parte de mi desquite. Le dije a ella

- Te ayudo, siempre y cuando no sea nada tan malo.

- Pues no es nada tan malo, solo necesito que hagas una llamada cuando yo te diga, ya que te dirán cuando e ir a buscarla cuando yo te diga.

- Espera, espera cuéntamelo mejor por que no entiendo nada.

- Pues este es mi plan. Le dije mientras me acercaba a ella y le contaba lo que le tenía preparado luego de la cena, ya que el desquite seria luego.

\\ POV BELLA /

Tin, tin, tin sonaba mi despertador, le di un manotazo y me desperté, me encamine directo al baño a darme una ducha rápida, ya que me había duchado antes de dormir, subi mi cabello a lo mas alto de mi cabeza ya que no quería que se mojara, y entre a la ducha, me di un baño de agua caliente, relajador y rápido, y Sali a vestirme. Tenia mucha ropa, pero no tenia idea de que ponerme asi que tome mi móvil y le marque a mis hermanas para que me ayudaran.

Toc, toc, toc tocaban a la puerta

-pasen chicas

- Hola hermanita para que somos buenas. Me dijo mi hermana Rosalie

- Pues chicas hoy tengo una cita con Edw… como siempre mi hermana no me dejo terminar.

- Una cita con Edward? Pues vamos a ponerte bella, déjame ver que hay en tu armario, te tienes que ver hermosa, sexy, y vallas a acabar, toma este esta hermoso, estas bragas que están para sacarlas con los dientes, y no te pongas brasier y en tu cabello… decía todo esto caminando de un lado para otra como las locas, sacando ropa del closet tirando para los lados, y de las gavetas, sin ni tan siquiera preguntar

- Alice! Ya basta, era para que me ayudaran no para que tu eligieras si. Le dije molesta.

- Lo siento hermanita, es que chica tienes que ir de infarto.

- Oye Bella, papa sabe que vas a salir con Ed y te dejo? Me pregunto mi hermana Rosalie

- maldición eso se me había olvidado, claro que no lo sabe ni lo puede saber, pásame mi celular, que tiene que estar

Debajo de esa montaña de ropa en mi cama que la duende hizo, deprisa la cita es a las 9 30

- Toma aquí esta llámale, en lo que vemos que puedes dijo mi hermana Rosalie, tome el teléfono y le marque a Edward sonó varia veces hasta que tomo el teléfono

- Hola, hermosa, no me digas que llamas para cancelarme, por que no será posible

- No te llamo para decirte que me digas para donde vamos y yo le llego allá, papa no puede saber que salgo contigo, no me dejaría

- Pero bella, dudo que Charlie te diga que no si es conmigo. Me dijo Edward

- Edward serás su ahijado pero papa desconfía de ti, igual o peor que de cualquier otro, él te conoce y no se, parece que ha visto como nos atraemos.

- Esta bien vamos para el restaurant Luna Nueva te espero en la entrada del restaurant a las 9 30 en punto

- Ok, alla nos vemos. Le dije y colgué.

- Chicas se me olvidaba necesito otro favor, para que papa me deje salir a esta hora, necesito que digan que van a estar conmigo no se, me llevan y luego cada cual pues busca que hacer.

- Cuenta conmigo, yo llamare a Jasper a ver si así nos podemos conocer mas, y a ver si me invita a salir o algo, quien sabe podríamos terminar hoy en una cita doble. Me contesto Alice, dando brincos como una niña pequeña, a veces pienso que ella es la menor en vez de ser yo

- NO! Ni se te ocurra puedes salir con el, pero la cita seremos Edward y yo únicamente, ustedes busquen que hacer.

- Y yo pues llamare a Em… a Emilia si a Emilia para salir chicas solas. Dijo mi hermana ella pensaba que yo era estúpida y no sabia de quien hablaba

- Rosalie no soy estúpida, sé que es Emett, hagan lo que quieran, pero mañana me contaran todos, y tu Rosalie nos contaras que es lo que te traes con el oso hermano de mi Ed. Ahora vamos a ver que ropa ponerme.

- Que te parece este. Dijeron las dos a la vez cada una mostrando unos vestidos, Rosalie tenia uno rojo, que no dejaba nada a la imaginación, en cambio Alice tenia un purpura, sin cuello, corto hasta mitad de muslo, precioso que me lo había comprado para venir para aca y ni me acordaba.

- Rosalie, el tuyo esta divino, pero primero no deja nada a la imaginación, y papa no me dejaría salir con ese ni al porche. Mejor escojo el de Alice.

- Eras una monja Bella, pero tienes razón. Me dijo mi hermana Rosalie un poco molesta

- Bueno ahora manos a la obra, te vamos a dejar hermosa hermanita, Edward cuando te vea no apartara los ojos de encima y mucho menos sus manos, te los pondrás con estas bragas pero no puedes ponerte sostén. Me lo dijo, mostrándome unas bragas negras, con diseños incrustados en la tela purpura

- NO me gusta tu idea Alice pero si el traje lo requiere lo hare.

Mis hermanas me ayudaron a vestirme y a peinarme. Había que admitirlo hicieron un trabajo fenomenal me estaba mirando en el espejo de mi closet, me veía fabulosa, me dejaron el pelo suelto caía por mi espalda como cascada, me maquillarlo sutil, pero pusieron mucho empeño en mis ojos y en las pestañas, y mis labios parecían dos veces mas grandes, me veía hermosa, el traje moldeaba mi cuerpo y parecía una segunda piel, para rematar unas sandalias negras con un taco que hacían que mis piernas se vieran mas largas. Mis hermanas habían llamado ya a los chicos y ambos aceptaron, se vistieron igual de guapas, mi hermana Rosalie con un traje corto rojo, ya que era su preferido y Alice con un traje igual o mas corto que el de Rosalie color verde, estaban hermosas.

- Chicas gracias me dejaron hermosa, ahora vámonos son las 9:00 y son 20 minutos de camino para el restaurant. Ya saben pendiente a sus teléfonos que las llamare para decirles donde recogerme para llegar juntas, si no papa sospechara.

Salimos de mi cuarto y nos dirigimos abajo para salir, pero no salimos tan rápido ya que papa estaba en la biblioteca de la casa y nos vio a las tres

- Hey, para donde van? Tan rápido y así vestidas?

- Amm, pues papa vamos para un club el cumpleaños de una de las chicas de la universidad. Contesto mi hermana Alice

- Y tienen que ir tan elegantes, claro esta se ven hermosas, pero esos trajes están muyyyy cortos.

- Papa tu sabes que siempre hay que estar bien vestidas, no vayan a ver reporteros y eso, tu sabes no queremos salir en las portadas como las Swan estaban horribles en un cumpleaños o algo a ti no te gustan los escándalos. Le dije yo para zanjar y poder irnos no quería llegar tarde, y a mi papa le importaba siempre las apariencias

- Si eso es verdad, pero tengan cuidado y ya saben no mas tardar a las cuatro aquí.

- Ay Charlie no seas aguafiestas, ya son una adultas, y es la primera vez que mi Bella sale de reventón con las chicas déjalas. Contesto mi mama Renee mientras nos guillaba un ojo

- Pero Renee es que….. no termino de hablar ya que mi mama le puso un dedo en la boca y le dijo en un susurro que lo escuchamos claramente

- Shhhhhhhhh es mejor que se tarden cariño, así tu y yo tendremos la noche para nosotros, y podremos hacer y deshacer a nuestro antojo, esto no se da todos los día no crees, le dijo mi mama muy coqueta, de una manera que no debería hacerse delante de los hijos, después de eso iba a tener pesadillas

- Este, papas lárguense a un cuarto si! Les dijo mi hermana Rosalie.

- Si, si váyanse hijas disfruten lleguen a la hora que les de la gana, las amo, dijo mi papa rojo como un tomate, mientras mi mama lo jalaba por la mano y se lo llevaba a rastras por las escaleras, nosotras nos quedamos en shock mirando la escena y mi madre a mitad de las escaleras nos tiro una guilla, y nos dijo diviértanse en un susurro, mi padre le dio una nalgada en las pompas y subieron lo que quedaba de escaleras corriendo y riéndose muertos de la risa.

- Oh por Luis Vuiton, Gucci, Prada, Valentino, eso fue asqueroso después de viejos son unos pervertidos. Dijo mi hermana Alice con cara de asco

- Ahí no es para tanto así nos hicieron, y es bueno saber que todavía se amen. Les dije

- Si eso es cierto, ya sabemos de donde sacamos lo pervertido, pero yo no podre dormir hoy tendré pesadillas. Dijo mi hermana Rosalie

- Si es cierto, yo tampoco, ahora vámonos si no llegaremos tarde.

Salimos afuera y ya el carro de Alice un Ferrari amarillo estaba listo nos montamos y nos fuimos cada cual a su destino.

\\ POV Edward/

- Maldición chicos por que no me dijeron eso antes me dañaron los planes. Le grite a mis hermanos molesto

- Que acaso tu eres el único con derecho a salir, que yo sepa tu no eres nuestro padre. Me dijo Jasper

- No es eso ahora tengo que arreglar mi plan. Les dije mientras cogía mi móvil y le marcaba a Rebecca. El teléfono sonó solo tres veces y contesto

- Dime Edward, que ya te echaste para atrás de ese plan tuyo que te saldrá muy caro con ella.

- No es para decirte que hay cambio de planes, lleva tu celular pero borra mi numero, ya que tendrás que llevarlo, por que a ella la llevaran sus hermanas y tiene que llamarlas para llegar a la casa.

- Pero cual es el problema yo la puedo llevar. Me dijo Becca.

- El problema es que ella no puede llegar sin sus hermanas si no tendrá problemas y también las hermanas, así que llévate el móvil para que ella las pueda llamar si! Le dije.

- Ok, Ed pero te lo digo las mujeres somos rencorosas y si a mi me hacen algo como lo que tu le vas a hacer a ella, lo mínimo que hago, es amarrarlo desnudo y dejarlo tres días, ahí así sin comer, y tirarle fotos y ponerlas en la red, espero el aviso y me pongo en acción. Me dijo mi gran amiga Rebecca

- Gracias por eso te quiero amiga.

- Ay Edward tu y tus problemas de chicas, si yo llego hacerme novio de su hermana, esto no te lo voy a permitir oísteis, no quiero problemas. Me dijo Jasper molesto

- Tu como te dejas mangonear por las mujeres Jasper, tu no te metas, y los dejo que me voy a mi cita.

- Hermanito, hazla tuya! Hazla gritar Eddie si Eddie sigue. Me grito mi hermano Emett, el y sus chistes estúpidos, siempre me molestaba con eso desde que un día me encontró en la cama con Ingrid y pues lógico Ingrid gritaba por el placer que le daba, algún día me las pagaría.

Me monte en mi auto y llame a mis guaruras que estaban en un auto atrás mio

- Si señor diga. Contesto Alec

- Ya saben todo el plan, cuando yo en el restaurant tire la servilleta al suelo llamaran a Becca para que subo al sitio indicado, y cuando pase lo planeado ya saben, escondidos donde estén cuidan a Becca y Bella, si las cosas se salen del plan y algo pasara se dejan ver y protejan a Bella, si el plan marchara bien, no se dejen ver jamás, cuando estemos en el sitio Bella y yo, se alejaran por lo menos una hora, yo tendré el celular en mi bolsillo con marcador automático y te llamara, ya tu sabes que hacer, entendido? Le dije a Alec

- Si señor como usted diga

- Eso espero, si algo le pasa a Bella por ustedes no estar pendiente serán despedidos y sin carta de recomendación estamos claro? Pásales el dato a todos. Le dije y colgué espero que el plan me salga como quiero, y luego olvidarme de ella para siempre.

- Aquí estas hermana, disfruta y que te trate bien si, luego nos cuentas con lujo de detalle todo! me dijo mi hermana Alice

- Toma hermanita por si acaso quien sabe. Dándome algo cuadrado plateado brillante que la verdad no sabia que era

- Que demonios es esto una polvera a la ultima moda?. Les pregunte a ambas

- Ay Bella eres tan tonta e inocente, papa cometió el error de llevarte a ese internado de monjas, eso es un condón, tengan sexo pero cuídense. Me dijo mi hermana Rosalie, poniendo los ojos en blanco

- Ay Rosalie pues yo no tengo la culpa pero gracias no había pensado en eso. Les dije

- Pues en eso es lo primero que tienes que pensar, tu eres loca! Por todos los venerados diseñadores ahora bájate y ve a tu cita. me dijo mi hermana Alice tan dramática como siempre

Narrador

Bella se bajo del auto se acomodó el vestido, y el abrigo de pieles ya que hacia un poco de frio. La noche estaba hermosa, no hacia calor, y el cielo estaba estrellado. Miraba para todos lados pero no veía a Edward estaba ansiosa. Edward estaba al final de la calle, mirándola como se mojaba los labios y se frotaba las manos de lo nerviosa que estaba, desde acá se veía hermosa, le daban ganas de ir hacia ella tomarla de la cintura, montarla en el auto y olvidarse de la cena y del plan. Pero no él iba a ser todo un caballero. Nada mas verla sintió a su miembro que reacciono y se puso duro, tomo aire y se dirigió hacía ella que estaba de espaldas a él. Bella se dio la vuelta ya que sintió como el vello de la nuca se le erizaba como si alguien la estuviera observando, miro hacia la calle y vio a un hombre alto venir, con un traje no estaba seguro si era negro o azul al ser de noche, desde donde estaba no estaba segura si era el, caminaba con una sensualidad y seguridad que muy pocos hombres poseen, al acercarse mas y el pasar por la luz de la charola se dio cuenta de que era el, que hermoso se veía en ese traje, alto, musculoso, hombros anchos, ese cabello broncíneo alborotado, y esos ojos verdes que la miraban en ese momento con un magnetismo que no se dio cuenta de que él estaba afrenté de ella.

- Hola, Bella. Lo saludo el

- Edward. Lo saludo ella Debió de caminar hacía el o el hacia ella que ya estaban uno frente de otro, era como un magnetismo como una corriente invisible que los unía a ambos, de pronto ella lo sintió mas cerca de ella Edward se inclino ella puso su mejilla para recibir el beso, pero en cambio sintió los labios de Edward posarse en sus labios, Ella se quedo inmóvil, asombrada durante segundos antes de que Edward invadiera su boca. El la agarro de las caderas para profundizar el beso y eso basto para que Bella perdiera la poca razón que tenia, estaban en la acera enfrente del restaurante besándose como sedientos en un desierto, ah ella se le olvido en donde estaban, todo desapareció, ella le echo las manos al cuello para así evitar caerse, ya que sentía sus piernas temblar. Ella se entrego al beso cerro los ojos y se dejo envolver por el momento. Cuando sintió que el la dejaba de besar para coger aire ella abrió los ojos y lo miro, el tenia en su cara esa risa que le encantaba, le puso una mano en el pecho para alejarlo y tomo aire profundamente.

- Y eso? Le pregunto a Edward

- Porque llevo una semana deseando hacerlo. Le contesto el

- Bueno vamos adentro, mira como todos nos miran. Dijo mirando alrededor ya que todos los miraban con cara de cojan un cuarto

Entraron en el restaurant y los recibió con una sonrisa coqueta, se comía a Edward con los ojos

- Buenas noches, bienvenidos a Luna Nueva Tienen reservación? Le dijo la camarera mas bien mirando a Edward ignoraba por completo a Bella

- Si Cullen, Edward Cullen por favor.

- Ah, si claro señor Cullen pasen por aquí. Les dijo mientras los llevaba a su mesa era una mesa de esquina en un lugar intimo y romántico. Cuando se hubieron sentado. Desean algo para tomar algo antes de la cena? Les pregunto la camarera

- Pedí una botella de Chardonnay del 1990. Esta a nombre de Cullen. La camarera asintió y se fue y los dejo solos. Estaban con un silencio, el lugar era muy bonito e intimo, a la luz de las velas ella se veía hermosa, llego otra camarera con el vino le sirvió a ambos y solos. Ella estaba nerviosa movía la servilleta de un lugar a otro en sus manos, el no dejaba de mirarla con sus penetrantes ojos verdes que le hacia perder la cabeza.

- Hay algo que quiero preguntarte. Le dijo Bella

- Dime. Le dijo Edward mientras él se echaba para al frente y la miraba con profundidad

- Por que no aceptas que sientes algo mas que una simple atracción hacia mi. Le dije mientras lo miraba, se puso tenso

- No tengo nada que aceptar, me atraes si, y mucho, eres una mujer hermosa, pero no puede sentir algo mas. Le dijo Edward

- Ah , ok, solo atracción, estas seguro?

- Bella, me gustas, eres una mujer hermosa! Pero de ahí a tener una relación es un paso muy largo. Le contesto Edward dándole esa mirada sexy que el tenia

- Por que el miedo a enamorarte? Alguien te hizo daño? Le pregunte

- No tengo miedo a enamorarme, es que yo no soy un hombre a atarme a una mujer, no me veo con una mujer, levantar todos los dia con ellas, teniendo hijos, envejeciendo no me gusta, la rutina me cansa.

- La rutina te cansa! Pero si tu haces una rutina todos los dias que es trabajar, trabajar y trabajr eso no te cansa? No te arriesgas a aceptar y sentir lo que sientes por mi, o por cualquier mujer, pero esto por mi, tu mismo dijiste que no me puedes sacar de tu mente, acaso eso no es algo mas? Le pregunte mirándolo y dando una sonrisa cínica.

- Si es cierto, pero ese es mi trabajo, no te puedo sacar de mi mente, pero es simple atracción y ya, y si sintiera algo no estaría dispuesto a coger el riesgo, no te quiero hacer daño.

- Esta bien vamos a dejarlo aquí, no quiero dañar la cena. Ahora hablemos de ti, de tu trabajo no se háblame de ti. Le pregunto Bella a Edward

- Por que no nos dejamos de charlas, y hacemos algo muchísimo mejor que hablar. Le dijo Edward

- A si, de que se trata?

- Juguemos a un juego que yo jugaba con mis hermanos, tienes que hacer algo sin llamar la atención, y que no se den cuenta.

- Yo tengo que participar? Le pregunto Bella bien picara

- Si ese es el plan. Te tienes que quedar muy quieta. Si nos delatas pierdes, de acuerdo? Le dijo Edward mientras le acariciaba la mano que estaba encima de la mesa,

- Y que clase de juegos es? Que es lo que tienes en mente? Le pregunte a Edward mientras me quitaba los zapatos.

- Créeme, este juego será mucho mas divertido si es una sorpresa.

Edward puso sus manos por debajo de la mesa las puso encima de sus rodillas y emprendieron el ascenso hacia sus muslos, y haci sucesivamente subia y bajaba sus manos dándole leves caricias, ya cuando lo hizo varias veces, Bella miro alrededor asustada el restaurant, la estaba volviendo loca de placer con solo acariciarla. El al ver que ella no puso resistencia volvia a hacer su trabajo pero esta vez llegaría mas lejos. Edward empezó a subir muchísimo mas sus manos mas arriba de sus muslos, con el pulgar le acariciaba el interior del muslo, ella dejo escapar un muy agitado suspiro. Le agarro un muslo y le separo sus piernas, Bella ya no era capaz de respirar. Ella estaba conciente del lugar en el que estaban iba a protestar y decirle a Edward que parara pero no estaba preparada para las sensaciones que se extendieron como fuego por su cuerpo cuando las manos de él alcanzaron la parte superior de sus muslos. Ella cerro los ojos dejándose llevar por el momento, sus caricias, el placer que él le estaba dando con tan solo tocarla, pero el no se quedo ahí llego mas lejos llego al borde de sus braguitas. Y entonces así sin mas atravesó con un dedo y luego con otro la fina tela de sus braguitas. Todo el cuerpo de ella vibro de placer, sentía que se quemaba, el con cada toque la hacia llegar al cielo. Lo hacia con una precisión como si la conociera, sabia como acariciarla, y cuantas caricias necesitaba para verla retorcerse de placer. Ella echo la cabeza hacia atrás y se mordió los labios se recostó en la silla y se olvido de donde estaba, se mordía los labios para no hacer ningún ruido, el sitio era perfecto la mesa estaba en sombras y en lugar bien apartado. Cuando estaba en su mejor momento que sintió que estaba por tocar el cielo, Edward retiro las manos. Ella abrió los ojos para ver por que y el la miraba muy sonriente recostado en la silla como si nada hubiera pasado.

- Ya sabes lo que vas a pedir, Bella? Le pregunto, estaba tan entregada al placer que ni cuenta se dio de que estaba el mesero al lado de ella.

- Si quiero un churrasco médium rear. Le dijo mientras se sentaba derecha en su silla y se arreglaba el vestido y se ponía los zapatos.

- Que sean dos el mio bien cocido. Le dijo Edward al camarero tan pronto el camarero se fue Bella se echo para afrenté y le pregunto

- Porqué no me dijiste que el camarero estaba aquí? Que vergüenza

- Te avise, pero parece que cuando estas enfocada en otras cosas no te das cuenta. Le dijo el con una sonrisa en los labios al verla así enojada se veía hermosa

Se empezaron a reir al unisono y llego la cena y se dispusieron a cenar, pidieron postre

- Que te ha parecido la cita? Le dijo Edward mientras lanzaba la servilleta al suelo disimuladamente sin que ella se diera cuenta, uno de sus guaruras, que había entrado hace 10 minutos y se sentó en una mesa a tomar algo, entendió el mensaje pago su bebida y salió a hacer su deber.

\\ POV Edward/

Estábamos ya de camino para llevarla al paraje solitario, donde llevare a cabo el plan, pero en realidad, lo que quería era olvidarme del plan y llevarla a mi departamento y no salir de ahí por tres días.

- Bueno aquí estamos. Le dije mientras le ayudaba a bajar del auto.

- Es hermoso, la vista es espectacular Edward, a cuantas has traído aquí?

- Bueno en realidad eres la primera. Le dije mientras sacaba de la cajuela la manta y la canasta con cosas para picar.

- Es muy solitario el sitio. Me dijo mientras miraba para todos lados.

- Si, pero eso era lo que quería un lugar hermoso, y solitario para nosotros solos. Le dije mientras ponía la manta en el suelo, y metía mi mano en el bolsillo de mi chaqueta sin que ella se diera cuenta y le di a marcador automático, eso marcario directamente a Alec, y seria la señal para empezar mi plan. Ella se sentó en la manta y hizo algo que no tenia planeado

- Edward ya no aguanto mas, quiero sentirte dentro de mi y que mejor lugar que este. Me dijo ella mientras me tumbaba en la manta en el suelo y me besaba.

Ya yo no podía mas, también la bese, le devore los labios, introduje mi lengua en su boca como si le estuviera haciendo el amor, la agarre por la cintura y la senté a horcajadas sobre mi, le agarre los glúteos fuertemente, me balance sobre ella y seguí besándola acariciaba su rostro, su cabello, esa mujer era hermosa, le baje la cremallera del vestido y le baje un poco la parte de arriba para tener libre acceso a sus pechos, cuando lo hice me sorprendí ella no tenia sostén, me abalance sobre su pecho izquierdo, lo lamí, lo mordí y luego hice lo mismo con el otro pecho.

- Ah Edward, no pares!. Ella gemía y se movía maravillosamente sobre mi como si me cabalgara.

- Bella no te sigas moviendo asi me traes loco. Le dije

- Edward esta sonando tu teléfono. Le decía Bella

- Que Bella que decías? Le dije ya que no la había escuchado bien.

- Que esta sonando tu teléfono, pero por favor no contestes si y hazme tuya. me dijo, se me había olvidado el plan y todo, esta mujer sacaba lo peor de mi.

- Lo siento debo contestar puede ser algo importante. Le dije me pare y me empecé a acomodar la ropa, ya que sabia que ya había comenzado mi plan y no podía dar marcha atrás, sentía unas ganas de olvidarme de todo, y seguir en lo que estábamos haciendo pero tenia que hacerla entender que conmigo no se juega. Me levante del suelo y conteste mi teléfono

- Hola? Conteste

- Edward es la segunda llamada que te hago, que demonios pasa, el plan sigue en pie o no. Me decía mi amiga Becca, yo miraba a Bella ella estaba sentada y me miraba molesta

- Si claro que si, voy para allá ahora. Le dije siguiendo con el plan enganche el teléfono. Y mire a Bella

- Que paso? Me pregunto Bella

- Lo siento preciosa, pero tengo otra cita. Le acaricie la barbilla, y antes de que ella me dijera algo, me dirigi a mi auto, me monte y arranque el auto, mientras me iba, mire por el espejo retrovisor y la vi brincando y haciendo señas, y escuche gritarme

- Edward Cullen eres un maldito bastardooooooo, esta me las pagarasssss desgraciado. Me grito Bella muy enojada. Acelere mi auto y me eche a reir

- Esto le enseñara que con Edward Cullen no se juega y nadie lo humilla.

Hola chicas aquí el cap tan esperado el GRAN DESQUITE DE EDWARD que opinan les gusto mañana la segunda parte las quiero, recuerden votos y comentarios pleaseeee


No hay comentarios:

Publicar un comentario