Seguidores

Recuerda este blog se alimenta de tus comentarios!

Deja un comentario, ¿No es tan difícil o sí?...

Invita a tus amigos



lunes, 18 de mayo de 2015

Me Quitaste la Inocencia




Capitulo 10


\\ POV BELLA /

- Edward Cullen eres un maldito bastardooooooo, esta me las pagarasssss desgraciado. Le grite a todo pulmón que se creía ese estúpido, hace una cita conmigo y con otra a la vez me lo suelta así como si nada y se va, me deja aquí sola en medio de la nada, sin mi maldito celular y hacia un frio tremendo, la neblina casi no me dejaba ver, cuando él estaba no sentía frio, pero ahora si lo sentía mas estaba muerta de miedo, me agache cogí la manta del suelo que habíamos dejado allí, estaba poniéndomela para cubrirme cuando sentí que algunas gotas de lluvia me caían en el rostro. Lo que faltaba aquí sola, sin nadie que sepa que estoy acá y ahora viene y llueve lo que falta es que con estos zapatos de tacón me doble un tobillo y caiga rodando por esta carretera empinada.

\\ POV REBECA (MEJOR AMIGA DE EDWARD)/

Ya había llegado acá arriba en la montaña donde me dijo Edward la verdad él estaba bien loco, a mi me hacen algo así y no le hablo nunca mas en la vida, aparte lo mando a golpear y que le tatúen la primera letra de mi nombre en la cara, para que cada vez que se vea se acuerde de mi, pero él era mi amigo y pues lo tenia que ayudar en su plan ahora solo esperaba la señal para llamarle. En eso sonó mi celular por el tono era un mensaje de texto

- El jefe ya me dio la señal en 1 hora usted haga su parte del plan. Alec

Ahora esperar mi parte en lo que el tiempo pasaba me puse a leer un libro. Paso la hora ahora mi parte del plan tome el teléfono y marque el celular de Ed, le marque una vez y sonó, sonó y me envió al buzón, lo volví a intentar y lo mismo. Lo voy a volver a llamar si no coge el teléfono en esta se quedara sin plan ninguno. Ring, ring, ring, sonó unas 10 veces y cuando estaba decidida a colgar contesto el teléfono

- Hola? Me contesto

- Edward es la tercera llamada que te hago, que demonios pasa, el plan sigue en pie o no. Le dije muy molesta.

- Si claro que si, voy para allá ahora. Me contesto y me engancho yo que le iba a decir que esta me las iba a tener que pagar muy bien.

Espere el tiempo que me dijo, tenia que dejarla sola unos 30 minutos y luego pasarla a recoger, no decirle nada de que lo conozco solo recogerla como una samaritana que pasaba por allí por casualidad cosa que no era verdad.

\\ POV BELLA /

Estaba lloviendo a cantaros me puse debajo de un árbol para protegerme de la lluvia pero no me sirvió de nada, estuve algunos 15 minutos no lo se a ciencia cierta ya que no tenia nada para saber la hora. Decidí empezar a caminar ya que era un lugar desolado y si me quedaba aquí nadie me vería, por que me imagino que lo que él tiene planeado es que me quede acá hasta mañana y ver si así aprendí pero se equivocaba no me iba dejar vencer tan fácilmente. Buscaría como cobrármelas, como no se, pero vería la forma. Ya parte de lo que quería lo logre, sé que le atraigo como el a mi, y sé que le gusto, y que cada vez que me ve no se aguanta las ganas de besarme, esa será su castigo porque de ahora en adelante le daré con el látigo del desprecio, así me muera de deseos por besarle, de hablarle, de contestarle cuando me llame lo ignorare, él no quiere lo mismo que yo, yo quiero que el sea mi hombre con quien yo pierda mi virginidad, mi amante, mi compañero lo quiero todo de el, pero el solo quiere sexo de una noche y ya, yo estaba dispuesta pero ya no pues no me humillare mas. Soy una mujer y me daré a respetar como se debe no me hare de rogar como hago, ya me daré mi lugar y no lo buscare mas, se acabó esta Bella, a lo mejor tiene razón soy una adolescente con todas las hormonas revueltas. Seré la Bella que mi padre espera que sea, orgullosa, por que lo soy claro esta pero soy bien amable, aun así tenga dinero no trato a nadie mal, los trato a todos igual, seré igual en ese aspecto pero con el cambiare. Ya llevaba un rato caminando, estaba mojada hasta los huesos, tenia un frio inmenso me dolían los pies, cuando escuche el sonido de un carro acercarse, corrí tenia miedo el auto empezó a tocar la bocina y yo seguí corriendo, en eso me tocaron bocina el carro se puso al lado mio y bajaron la ventana al mirar era una chica pelo negro, trigueña muy bonita me grito

-Hey, no corras no te hare daño, sube estas empapada. Me grito ya que la lluvia era tan fuerte que no se podía escuchar bien

- No gracias no te preocupes seguiré caminando ya vendrán por mi.

- Si claro, por acá nadie pasa, yo estaba por acá por que me perdí, sube debes estar congelándote. Me volvió a gritar, me quede pensativa si subirme a su auto o no nadie sabe, las apariencias engañan y puede ser una homicida

- Vas a quedarte ahí parada toda la noche mirándome vas a subir o no? me dijo con una sonrisa, que me dio confianza deje de pensar y le dije

- Voy a mojarte el auto y no quiero ser molestia.

- No te preocupes esto se seca, anda sube ya

- Ok, me subí al auto ella puso el aire en caliente para entrar en calor, la verdad que estaba empapada.

- Gracias muchísimas gracias de verdad. Le dije muy agradecida

- No hay de que y dime que haces una chica tan linda por aquí sola.

- Pues no estaba sola estaba con un hombre, antes de que pienses mal no soy una prostituta ni nada por el estilo, estaba con el ahijado de mi padre, un hombre que me gusta pero yo a el por lo que veo no soy suficiente en una noche que tiene que hacer doble cita, el muy desgraciado hace una cita conmigo y cuando la cosa se estaba poniendo un poco subida de tono, le suena su celular y el muy estúpido me dice PRECIOSA LO SIENTO TENGO OTRA CITA, Y ME DEJA AHÍ SIN MAS, EL ES UN BASTARDO, POCO HOMBRE LO QUIERO MATAR, ME DAN GANAS DE DECIRSELO A MI PADRE PARA QUE VEA, EDWARD CULLEN ERES UN MALDITO BASTARDO POCO HOMBRE, TODO LO MALO LO TIENESSSSS, cuando me di cuenta le conté todo a esta mujer que me acababa de encontrar, empecé de lo mas bien pero luego parecía una loca gritando en un auto que no es mio, me gire a ver a la mujer ella debía estar aterrada, pero no me miraba como sorprendida y como riéndose

- Waooo, veo que el tipo es un bastardo lo has dejado claro, ya te desahogaste? Me avisas por que creo que necesitare unos tímpanos nuevos, por que los que creía tener me explotaron. Ella me dijo con cara de asombro pero no sabia si reírse o no.

- Lo siento no se por qué te dije todo eso apenas te conozco pero es que AWWWWWWWW ES UN MALDITO, yo no me merecía esto, mírame me arregle para el y mira lo que me hizo el desgraciado. Perdona que te agobie con mis problemas, y abuse de ti pero tienes un celular que me prestes un segundo para hacer una llamada?

- Si claro, y no es molestia has todas las que quieras, toma. Busco su móvil en la guantera y me lo paso.

- Gracias le dije, todo esto te lo pagare. Le dije al ver que me presto su móvil

- Ay por favor no seas ridícula para esto estamos, y además por que no ayudar a una mujer cuando esta en aprietos. Me dijo ella

- Ok. Cogí el móvil para llamar a mis hermanas, pero primero decidí marcarle a Edward sonó tres veces y contesto

- Hola?

- Eres un maldito sabes, engreído, prepotente que te crees que te lo mereces todo, esto no se quedara aquí sabes, le hare saber a todas las mujeres la clase de hombre que eres. Odio la hora en que te conocí y permití tocarme la noche de hoy fue la última vez, así que olvídate de la Bella que conociste maldito idiota.

- Lindura sabes que eso no es así, la atracción que tu y yo sentimos es puro fuego, y cuando estamos juntos hacemos chispas. Y esto se acaba cuando yo diga, y todavía no ha terminado, adiós lindura ahora te tengo que dejar mi cita me espera.

- Maldito Edward Cullen te odioooo . awwwwwwww cogi el teléfono y le grite como si el estuviera allí, argg otra vez estaba actuando como una loca y ni tan siquiera me había presentado. Me gire me le quede mirando a la chica que estaba muerta de la risa y le dije

- Mi nombre es Isabella Swan pero dime Bella por cierto. Soy tan descuidada que ni me presente

- Jaja, el mio es Rebecca Wolf, me puedes decir Becca o Rb, como tu gustes, y no has sido la única descuidada por lo que veo yo tampoco me presente.

- Si, desde que llegue te he ahogado con mis problemas, ahora llamare a mis hermanas.

\\ POV ROSALIE /

Estábamos en el mismo hotel como siempre, aquí nos encontrábamos escondidos de su familia y la mía, Emmett decía que era por mi padre, pero yo sabia que era también por la suya, pero esta vez no iba ser como siempre o se lo decía a mi familia y a la suya o hasta aqui llegaba nuestra relación.

- Osita que tanto piensas, estamos aquí y en vez de aprovechar el poco tiempo que tenemos estas ahí parada mirando no sé que cosa, ven acá osita y mírame a mi, tócame no se haz lo que quieras conmigo soy todo tuyo. Me dijo acercándose a mi con esa mirada que me encantaba y desarmaba por completo pero antes me tendría que escuchar.

- Quieres saber en que tanto pienso? Pues te lo diré, ya estoy cansada de esto Emett, de estar escondiéndonos, de tener revolcones en cualquier sitio por el simple echo de que casi no nos vemos y solo cuando nos vemos es para eso, yo quiero una relación, quiero que mi familia lo sepa, la tuya, poder verte, besarte en cualquier sitio, tener citas, y hacer el amor cuando nos plazca, se que hacemos el amor, pero siempre con prisas, antes de que nos cachen o con miedo y ya me canse de eso, dime tu no estas cansado de esto? Le dije molesta, pero mientras le decía todo esto el busco la forma de yo quedar sentada en su regazo, el tocando mis pechos mientras hablaba ya yo estaba excitada.

- Si lo estoy, pero sé que si lo digo tu padre al saber que estamos juntos nos separaría, y ni escondidos nos veriamos asi como lo hacemos ahora, tu padre no permitiría que andaras conmigo asi muy amigo sea de mis padres, acuérdate la gente se ha encargado de decir que nosotros los hijos Cullens somos unos Playboys empezando con mi hermano Edward que el si lo es. Y por que no dejamos esta conversación para mas tarde y nos encargamos de otro asunto a ver déjame ver que hay aquí, ummmmmmmm estas mojada y lista para mi por lo que veo. Mientras me hablaba fue recorriendo mis piernas y ahora tenia sus manos en el elástico que esta en mis piernas tocando mi intimidad.

- Oh Emmett, no seas tramposo tenemos que hablar awww, osito

- Dime osita, tu sabes que me deseas tanto como yo desea que hablemos o te haga el amor y te ayude con esto que esta aquí, dime. Me decía mientras introducia un dedo en mi interior, el sabia que lo que quería era que me hiciera suya por completo, entregarme a el y al diablo la conversación, pero necesitaba hablra con el

- Emett por favor, déjame hablar awww….. tú sabes como…

- Quiero escucharte, quieres me deje de tocarte, de besarte quieres que no te haga mia? Dimelo. Le decía mientras introducia otro dedo mas y la embestia con mis dedos, le estaba haciendo el amor con ellos, lo hacia lento y luego aligeraba las embestidas, para asi retrasar su orgasmo que sabia que estaba por llegar ya que sentía sus paredes cerrarse alrededor de mis dedos.

- Awww Emett

- Dimelo!

- No pares por favor, y deja de hablar tu sabes… awwww… tu sabes….. no pares sigue, awwwwwwwwwww Emett. Le dije pero no podía ni hablar cada vez me embestia mas, lento, rápido, rápido lento, me tenia al borde del abismo y cuando quería caer dejaba de introducir sus dedos, el sabia como volverme loca.

- Asi me gusta oírte gritar mi nombre osita, quieres que pare?, yo paro y hablamos. Me dijo y dejo de introducir sus dedos, los llevo a sus labios y los lamio, y se ralamio los dedos

- Ni se te ocurra Emett Cullen, o no me tocaras nunca mas, ya dejémonos de rodeos, y acabemos con esta habitación, como hacemos con todas quiero que me lo hagas en cada rincón y en todas las posturas, pero que sea ahora, salvaje, rudo no quiero nada suave. Le dije mientras lo jalaba del brazo y lo instaba a seguir con la faena.

- Tus palabras son ordenes para mi . me dijo y empezó a bajarme el vestido, me arranco las bragas de un tiron y me beso salvajemente

- Asi me gusta, quiero sentirte dentro de mi ya.

EN LA CASA DE LOS SWANS ENTRE CHARLIE Y RENE

- Ummm terroncito tendremos la noche para nosotros que tal si nos damos un chapuzón desnudos en la piscina. Dijo Rene mientras se quitaba la ropa y las dejaba tiradas por el cuarto

- Amor eso no se puede alguien del servicio nos podría ver

- Ay Charlie pues tu te lo pierdes te espero abajo. Me dijo y salio corriendo para el balcón de nuestro cuarto que tenia unas escaleras para uso personal para bajar cuando queramos para la piscina, estaba completamente desnuda, hace tiempo no teníamos un tiempo a solas asi que decidi acompañarla me quite la ropa, quede completamente desnudo, busque dos toallas, una me la puse alrededor de mi cintura y la otra me la puse en el cuello y baje a la piscina, cuando llegue me quede absorto mirando la belleza del cuerpo de mi mujer, hace tiempo no la veía desnuda por completo, hacíamos el amor si, pero tanto tiempo juntos, la rutina y demás uno pierde a veces la pasión, cuando lo hacíamos era hacer el amor, terminamos nos dábamos la espalda y a dormir. Ahora la estaba mirando detenidamente dando brazadas, tenia unas piernas hermosas, a pesar de sus 40 años, vientre plano a pesar de haber tenido a nuestras hijas, creo que ahora estaba mas hermosa que a sus 18 años, mis hijas sacaron su belleza, estaba ensimismado viéndola que ni cuenta me di que estaba al frente de mi adentro de la piscina y me estaba mirando, si no es por que me dice

- Te gusta lo que ves? Porqué no entras al agua y me demuestra lo que te gusto, ya que veo que mi amiguito esta mucho mas que listo para demostrármelo. Me dijo mientras miraba mi entrepierna, mordiéndose los labios.

- Claro que si mi amada esposa, te demostrare lo mucho que me gustas. Le dije que deje caer la toalla que tenia en mi cintura y tire la otra al suelo y me tire de clavado a la piscina para demostrarle a mi mujer que a pesar de los años la seguía amando como la primera vez que esos ojos marrones me

cautivaron. Sali a la superficie y y la vi dirigirse a la cascada, ese lugar que ella mismo dijo que le añadieran a la piscina para hacer suciedades como ella había dicho hace 20 años atrás, ahora yo me dirigía a ese lugar a hacerle el amor, hace tiempo que no estábamos en ese lugar, fue el primer lugar que estrenamos cuando compramos la casa. Cuando entre ella estaba reclinada en los banquitos que ahí estaban esperándome, mordiéndose los labios

- Charlie te vas a quedar ahí viéndome?

- No mi amor, te hare el amor, le dije mientras me acercaba y tomaba su boca en un intenso beso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario