Seguidores

Recuerda este blog se alimenta de tus comentarios!

Deja un comentario, ¿No es tan difícil o sí?...

Invita a tus amigos



miércoles, 5 de agosto de 2015

Me quitaste la Inocencia





Capítulo 11



\\ POV JASPER /

Estaba realmente hermosa, no la vi bien cuando me fue a recoger a casa de mis padres, que raro no? La chica recogiendo al chico, nos recogió a mí y a mi hermano Emett, ah Rosalie y a Emett los dejo en un Hotel, esos dos se traían algo, de mañana no pasaba que nuestro hermano nos debía de contar.

- Que tal si yo manejo un rato, no es que sea machista, pero me siento algo raro tu me entiendes.

- Ja, ja, no te gusta que la chica conduzca? Eres de esos que le ponen chofer a sus esposas?

- No, no me malinterpretes es que a mi nunca me había buscado una mujer, yo soy el que busca. Le conteste

- Pues siempre hay una primera vez, pero esta bien te dejare conducir mi bebe, espero sepas manejar muy bien. Me dijo esto mientras se bajaba del auto y yo hacia lo mismo, cuando estábamos a mitad de camino ella se detuvo y se quedo mirándome, que hermosa era, tenia unos ojos verdes hermosos, no pude mas y con delicadeza me acerque y la bese, esos labios tan hermosos, suaves los bese, le lamí el labio inferior pidiéndole permiso para profundizar el beso, ella enseguida entreabrió su boca e introduje mi lengua, teníamos un baile en nuestras bocas, me comí sus labios con pasión. Ella se alejó para tomar aire y me dijo, - Deberíamos irnos de aquí, creo que estamos haciendo un espectáculo. Cuando dijo esto se mordió los labios y bajaba su cara, estaba bien colorada de vergüenza.

- Si mejor nos vamos. Puse mi mano en su cintura y la ayude a subirse al auto. Ahora a ver que nos deparaba la noche a mí y a esta hermosa mujer que ha sido amor a primera vista.

Mientras en el carro de Rebecca con la pobre loca de Bella

Me dispuse a llamar a mi hermana Rosalie, ya que si llamaba a mi hermana Alice sabia que no me iba dejar hablar, le marque para decirnos donde vernos para irnos a nuestra casa sonó, sonó ya estaba por darme por vencida cuando contesto mi hermana algo agitada

- Hola, Bells que necesitas?

- Pues hermana que las espero en el hotel Crepúsculo las espero en el bar del hotel para irnos juntas para casa, no se tarden por favor.

- Ay, hermanita papa dijo que llegáramos a la hora que nos diera la gana, por que no se quedan tu y Alice en el hotel y me pasan a recoger en la mañana, yo llamare a Aaaaalice….. mi hermana parece que estaba muy pero muy ocupada, escuche que le dijo a Emett digo Emilia si claro! - por favor Em estoy hablando con Bella si me haces eso no me puedoooooooo awwww, awww, concentrar. Mi hermana si que estaba bien ocupada, estaba gimiendo? Por teléfono

- Hermana entendí el mensaje por que tu y Em! No siguen en lo que están haciendo yo le llamare a Alice y te recogemos en la mañana. Adiós hermanita disfruta con Emett. Esto ultimo se lo dije bajito para que entendiera que yo sabia que estaba con el.

- No Bellita no es lo queeeeeeeee! ….. nunca me termino de hablar me colgó o la hicieron colgar.

- Que cómico mi hermana y el hermano de Edward están juntos, pero muy juntos creo que los interrumpí en pleno acto. Le dije a Becca irónicamente

- Espera, tu tienes una hermana y esta con el hermano del BASTARDO así como tu le dices? Me pregunto Becca

- Mas bien dos hermanas, y ambas están con los hermanos de él, la que llame ahora mi hermana mayor Rosalie por lo que parece tiene una relación no se desde cuando, con el, y la otra Alice hoy empezaba a salir con el otro hermano, esos dos fue atracción desde la primera vez que se vieron, se daban unas miradas, que encendieron el lugar con la atracción que sentían.

- Que lindo tener una familia, en mi casa soy hija única.

- Si, es lindo, pero si tienes una hermana como Alice que es una latosa lo dudo mucho. Je, je, aunque es con la mas que me llevo y quiero mucho.

- Me hubiera gustado tener alguna así fuera como ella. Me dijo

- Bueno si eso es cierto. Puedo hacer otra llamada a mi hermana la latosa? Ya veras por que te lo digo no me dejara hablar.

- Pues claro, esa y todas las que quieras.

Le marque a mi hermana y a la tercera tonada me contesto

- Hola hermanita hermosa! Me contesto muy contenta demasiado de contenta diría yo.

- Alice es para decirte que nos vemos en el hotel Crepúsculo, pediré una suite allí y te dejare una llave, nos quedaremos hasta mañana, y en la mañana hay que pasar a recoger a Rosalie en donde quiera que la hayas llevado.

- Pues claro hermanita no hay problema nos vemos horita disfruta tu noche. Y me colgó no lo podía creer! Me quede mirando el teléfono como si tuviera 10 cabezas, mi hermana Alice me colgó sin hacerme preguntas y eso es raro en ella, debería estar pasándola genial para haber colgado así tan rápido.

- Pues por lo que parece no fue muy latosa. Me dijo Becca riéndose al ver en la manera en la que veía el teléfono.

- No, por eso estoy así, que vueltas da la vida, la cita era la mía, ellas fueron para yo poder salir, y estoy aquí empapada, sin cita, y usando tu pobre teléfono, te explote los oídos, argggggggggggggg maldito EDWARD CULLEN cuando lo vea lo mato. Me carcajee y le dije - perdón, si tenias un poco de audición me imagino que ahora no tienes nada, no lo volveré hacer, te lo prometo.

- No hay problema, te entiendo yo estaría igual o peor que tu, no te lo aseguro estaría peor que tu.

- No lo creas estoy muy enojada, si estuviera sola en mi cuarto, todavía estuviera gritando, pero ya que no lo estoy me limito a gritar solo lo necesario. Le dije

- Pues si me lo imagino, bueno Bella ya llegamos sana y salva.

- Gracias, quieres pasar e ir al bar y tomarnos algo, aunque yo no tomo pero te acompañaría con una Coca Cola.

- No, gracias ya son las 2:00 de la madrugada y estoy agotadísima y mañana debo de trabajar. Le dijo a Bella aunque en realidad no comenzaba a trabajar pasado mañana.

- Pues bueno gracias de nuevo, será para una próxima vez te la debo, me pasas tu celular para anotarte mi numero?

- Ah, claro que si, nos vemos y salimos de noche de chicas así conozco a tus hermanas. Me dijo Becca y me paso su móvil.

- Bueno ya esta, muchísimas gracias, me llamas mañana en la tarde para ponernos de acuerdo para salir.

- Ah claro que si buenas noches descansa y tranquila.

Me baje de su auto y me dirigí a recepción para hospedarme en el hotel, al entrar se me quedaron viendo por las fachas en las que venia, llegue a recepción y había una chica morena en su tag del nombre decía Sofía me miro de arriba abajo y le echo una ojeada al de seguridad que me dejo entrar.

- Buenas Noches Bienvenida a Crepúsculo en que podemos ayudarle.

- Si muy buenas noches, necesito una suite con una habitación pero la cama extra grande.

- Srta? Esta segura…no la deje hablar

- Disculpe, mis fachas pero es que no he tenido una buena noche, mi celular no lo tengo y no tengo bolso, pero soy Isabella Swan, si ves a través de este horroroso maquillaje por cierto y esta ropa mojada soy yo. Le dije todo esto mirándome al espejo que había detrás de ella y empecé a pasarme las manos por los ojos ya que tenía un desastre en los ojos por el delineador, saque mi cabello de mi rostro para que viera quien era.

- Ah si disculpe Srta. Swan es que esta irreconocible, lo siento mucho de veras.

- No se preocupe, solo necesito una habitación como le dije, además que me hagan llegar ropa, 2 pijamas para dormir small cómodas por favor, ah se me olvidaba reserve una llave extra de mi cuarto a nombre de Alice Swan la vendrá a recoger mas tarde.

- No hay problema Srta. Swan a nombre de quien le cargo todo?

- Tome, llame a este numero mañana en la mañana ellos se encargaran de todo, ahora por favor necesito una habitación estoy cansada, tengo frio.

- Si señorita, déjeme llamar para que la dirijan, Seth por favor acompañe a la señorita Swan a la suite Suprema del ala oeste.

- Sígame Srta. Swan. Le seguí hacia elevador, vi por los espejos del elevador que él se me quedaba mirando de arriba abajo, que vergüenza sentía estaba horrible, mi cabello estaba crispado por la humedad, mi traje de diseñador ahora parecía un paño de limpiar, y mi maquillaje un desastre total. Por lo que vi la suite era en el ultimo piso, llegamos el chico salió para esperar a que yo saliera, y me dijo – disfrute su estadía Srta.

- Gracias, Seth te debo la propina pero es que como ves ando sin bolso, pero no te preocupes que hare la manera de que te llegue.

- NO hay problema señorita, Buenas Noches.

- Igual para ti. Le dije mientras él se subía al elevador y me dejaba sola

Decidí llamar a mi casa para informar que estaríamos en el hotel y llegaríamos mañana, el teléfono sonó y sonó y nadie contesto como me lo imaginaba con lo libidinosos que estaban cuando salimos, me imagino que estaban como conejos en acción, así que deje un mensaje diciendo donde estaríamos así nuestros padres no se preocuparían. Volví a marcar el teléfono pero esta vez a la operadora del hotel.

- Buenos Días Srta. Swan en que le podemos ayudar

- Si muy buenos días, es para pedir aparte de las pijamas que mande a pedir, ropa interior por favor.

- Alguna especificación, color o material en especifico?

- No, solo ropa interior por favor, que sea cómoda.

- No hay problema Srta. Swan en 10 minutos le haremos llegar el pedido a su suite.

- Gracias, estaré dándome una ducha así que pasen y dejen todo en el recibidor y muchísimas gracias por todo

- No hay de que, que descanse. Colgué y me dirigí al baño a darme una ducha caliente y relajante, llene el jacuzzi y me zambullí en esa relajante ducha que me llamaba a gritos. Estuve como algunos 25 minutos. Salí y me dirigí al lobby a buscar mi pijama y ropa interior estaba en eso cuando en eso entro Alice bailando de un lado para otro y cantando que ni se fijo que estaba ahí parada mirándola anonadada

- Hola Alice parece que disfrutaste tu cita. Le dije esto parándome delante de ella mirándola con una sonrisita ella se quedo en shock y se me quedo mirando con esa única cara que odiaba, que era la de dímelo todo ahora

- Bella, bella, bella te veo igual, no veo brillo en tus ojos, y además estas muy temprano arrggg eres una monja no tienes que decírmelo sigues siendo virgen por lo que veo. Me dijo todo esto dándome vueltas alrededor de mí como escaneándome.

- Alice! No comencemos siii, además no estoy de humor para preguntas solo me quiero vestir y acostar, toma aquí tienes una pijama que te mande a pedir.

- Uy! Muy delicada la flor, que te paso tan mal lo hace? Que te ves igualita? o que?

- Pues si hermana no paso nada, por culpa del muy desgraciado, hizo una cita conmigo!, y con otra persona mas, y para colmo me dejo en un sitio aislado oscuro, sola, sin bolso, sin nada! Y para colmo me moje con la lluvia! Y llego aquí y me confunden con una vagabunda por la pinta de como llegue, llegue aquí echa una mierda, argggg ya estoy gritando como las locas de nuevo, ese hombre saca lo peor de mi, primero me hace sentir cosas que jamás en mi vida había sentido, y luego esto.

- Hermanita por los dioses de Prada, el bombón de Edward te hizo todo eso!

- Si Alice, por cierto necesito tu tarjeta para pagar la habitación ya que no tengo mi bolso.

- No se tu pero hermana si no quieres que papa se enteré de que saliste con Eddie, yo que tu muevo tu lindo trasero y voy en busca de tu bolso.

- Maldición si se me paso ese detalle, iré para allá ahora pero antes cuéntame como te fue con Jasper.

- Aww me fue muy bien, él es todo un caballero me llevo al parque Star, y comimos a la luz de la luna, y vimos película ahí mismo fue hermoso, y besa, como besa! Y lo mejor es que quiere volver a verme! Puedes creerlo?

- Wao, no puedo creerlo y nada de sexo? Como tu eres?

- Pues claro que no Bells fue nuestra primera cita

- Pues que bueno, por favor llama al servicio al cuarto para que se lleven mi vestido, la chica que lo venga a recoger regálaselo de mi parte, y pídeme algo de ropa para poder salir por favor y de una vez diles que pagaras la cuenta.

- Nada de pedir ropa toma te presto mi vestido además voy a dormir con la pijama.

- Gracias, duende te quiero mucho.

- Para eso somos hermanas ahora manos a la obra.

\\ POV EDWARD /

En vez de sentirme con gusto por la venganza estoy enojado, creí que así podría olvidarme de ella pero es todo lo contrario, quiero volverla a ver, pero por lo menos al hacerle el desplante no me volverá a hablar y será menos mi debilidad por ella, y menos debilidad para acercarme a ella. Espero poder ser realmente fuerte para hacerlo. Estaba realmente duro, al ella echárseme encima de esa manera, pero no haría nada por mi dureza, llegaría a mi departamento y me daría una ducha completamente fría. Llegue a mi departamento que era en el ático de la empresa de mi familia yo era el único que vivía aquí, pero es que era un adicto al trabajo. Parquee mi auto cogí las pertenencias de Bella vería como hacérselas llegar mañana y me dirigí al ascensor que llegaba a mi departamento. Llegue a mi departamento y me dirigí a la sala, puse las cosas de Bella en uno de los muebles y me fui a mi barra a prepararme un whisky triple. En eso estaba cuando escuche un ruido en la habitación de invitados, ese que utilizo con mis conquistas, solté el vaso y me dirigí rápidamente para la habitación, cuando entre encontré en la habitación, en mi cama semidesnuda a quien menos esperaba.

- Que demonios haces aquí Ingrid, y quien demonios te dejo entrar? ¡El que te dejo será despedido!. Le dije esto muy molesto

- Edward pues vine para que te disculparas por lo que me hiciste, y no despedirás a nadie solo entre sin que nadie se diera cuenta.

- Eso lo decido yo no tu, así que vístete y lárgate quieres?

- No Edward tu y yo tenemos asuntos pendientes, además por que no aprovechamos el tiempo en algo mucho mejor que hablar.

- Ingrid no tengo ánimos de tener sexo ni contigo ni con nadie, te pido disculpas por como te trate, me comporte como un verdadero patán, e imbécil, pero por favor vete que sea otro día hoy no.

- Que? quien te trato mal hoy ? Fue por casualidad la tal Bella por la que me llamaste aquel día?

- No es de tu incumbencia y por favor vete, te pido disculpas también por haberte llamado por otro nombre que no es el tuyo. Le decía mientras me quitaba el saco, y me soltaba los gemelos para darme una ducha relajante, al ver a Ingrid la dureza de mi miembro desapareció, esto era algo nuevo, yo nunca rechazaba a una mujer.

- No bombón, no me voy tu me harás el amor toda la noche. Le dijo esto ultimo tirando de mi brazo y tirándome a la cama. Lo que Edward no sabia es que Ingrid no estaba dispuesta a tener sexo todo era una venganza por la humillación que él le hizo pasar, queria humillarlo.

- Ingrid por favor no quiero humillarte y tratarte mal no deseo hacer nada contigo, y yo no hago el amor con nadie estamos claro te lo he dicho no se ni cuantas veces ya.

Ingrid comenzó a besarle por el cuerpo, buscando la oportunidad de que él se excitara o perdiera el control para amarrarlo y grabarlo pidiéndole perdón, por que esa seria su venganza, utilizaría todo lo que le estuviera a su alcance para hacerlo, había traído pinzas, velas para quemarlo y oírlo gritar pero del dolor, lo grabaría y luego lo subiría a youtube para su humillación total lo tenia todo planeado. Le quito la ropa lo besaba, le hacia de todo y no lograba lo que ella quería, su miembro seguía placido, dormido, quieto. Le hacia de todo y el seguía como si nada.

- Edward que te pasa, tu eres bien potente y hoy no sé que te pasa, que necesitas para que estés como siempre duro y listo para mi?

- Ya te dije Ingrid no te deseo, discúlpame pero vístete y vete, yo también estoy asombrado

- Ja, ja, ja que significa eso desde cuando eres impotente? o alguna mujercita te tiene así, espera no me digas, esto es mejor de lo que tenia planeado para ti, hoy yo, no venia con intenciones de tener sexo contigo yo solo quería humillarte, y mira lo que he ganado algo mucho mejor que eso, el gran Edward Cullen impotente! o acaso tomas las pastillitas azules cuando vas a tener sexo y hoy al agarrarte de sorpresa no pudiste es eso?

- No seas ridícula Ingrid y lárgate de mi vista! Antes de que se me olvide de que eres una mujer, y por favor no me vuelvas a llamar

- Claro que no te voy a llamar de que me serviría un impotente, espera que lo cuente entre todas las féminas. Dijo esto ultimo riéndose de mi y vistiéndose a toda prisa

- Eso ni lo pienses, te atreves a decir algo así, y te las veras con mis abogados, y sabes que lo hare, ahora toma tus sucias pertenencias, vístete y sal de mi casa. Le dije todo esto y comencé a vestirme me puse y me abroche el pantalón molesto, yo mismo no entendía que demonios me paso, es verdad no tenia ganas de tener sexo con ella pero de ahí a que mi miembro no respondiera era demasiado. Me puse mi camisa y Salí a la sala para servirme el whisky que hace rato estaba por hacer.

- Claro que me voy con mucho gusto, adiós Ed el impotente. ja, ja, ja el impotente Edward hasta se escucha bien no crees! Edward, adiós.

- Vete y no vuelvas.

\\ POV BELLA/

Estaba en el ascensor en el ático de Edward, estaba hecha una furia no sabría que haría cuando lo viera, pero de que le gritaría sus verdades y le daría unas cuantas bofetadas de eso estaba segura. El ascensor se detuvo, y Salí hacia un pasillo bien elegante, se parecía a él, estaba frente a la puerta me arregle el vestido, el cabello. No seas estúpida bella solo estas acá para recoger tus cosas, gritarle sus verdades y ya. Pero no podía negarlo ese hombre me miraba y me desarmaba totalmente, hacia mis rodillas temblar nada mas de verme. Estaba con el dedo levantado para tocar el timbre cuando una mujer hermosísima habría la puerta no se había dado cuenta de que yo estaba ahí parada, por que miraba para adentro y le gritaba me imagino que a Edward.

- Claro que me voy con mucho gusto, adiós Ed el impotente. ja, ja, ja el impotente Edward hasta se escucha bien no crees! Edward, adiós. Ella le gritaba riéndose, pero escuche bien el impotente?

- Vete y no vuelvas. En eso ella se giro para alfrente para salir y me vio se quedo asombrada al verme.

- Isabella Swan?

- Bella Y tu? le pregunte dudosa

- Ah ya entiendo eres la famosa Bella, sabes que? Hace como semana y media no sé que le hiciste parece que lo dejaste con las ganas y sabes a donde vino adonde mi, yo le baje el calentón, aunque hoy no pude hacer lo mismo claro, jamás hubiera imaginado que tu eras la famosa Bella, las dignas Swan no tienen cara de ser amantes de hombres como Edward Cullen. Cuando dijo esto odie ser una Swan, todo el mundo nos conocía, no podíamos tener una vida normal sin salir en todas las revistas y periódicos.

- No se si sea la famosa Bella, eso lo dudo, ya que no soy amante de el solo estoy acá, para darle un mensaje de mi padre. El papel de amante te lo dejo a ti querida te cae muy bien no crees? Cuando le dije esto la muy estúpida se me venia encima pero no me dejaría, estaba vestida como una modelo de pasarela

- Te crees mucha cosa? Insípida niña por que eso es lo que eres con ese trajecito de marca no engañas a nadie

- Hey, hey Ingrid vete de mi casa ahora mismo y lo que ella haga en mi casa a esta hora no es de tu incumbencia así que ahora ya soltaste tu veneno lárgate. Edward me jalo por un brazo y me puso detrás de él usando su cuerpo como escudo.

- Suéltame Edward yo puedo sola con ella, ven aquí, veras como te dejo Zorra estúpida le grite me di cuenta que me puse a su nivel pero no me importo no dejaría a la muy zorra tan tranquila

- Ah sabes, me voy por que podrías romperte una uña, y yo solo peleo con una oponente de verdad no con niñas ricas, con manicuras recién hechas que no saben ni dar un golpe, por que se tropiezan, ahí te dejo al impotente, disfrútalo aunque lo dudo mucho. Porqué acá entre nos, no se le para a menos que tome la pastillita.

- Ven y te demostrare que puedo contigo estúpida, suéltame Edward! . le grite y vi como la muy estúpida siguió moviendo sus caderas y se dirigió al ascensor que estaba abierto como si la estuviera esperando, Edward me agarro y cerro la puerta del departamento.

- Que demonios te pasa?, acaso querías en serio agarrarte con ella! Lo siento pero estoy de acuerdo con ella, te hubieras dañado tu manicura. El muy estúpido se estaba burlando de mi, se carcajeaba y fue hacia la sala donde estaba una mini barra se sirvió algo en un vaso y echo no sé que cosa en otro.

- Yo puedo con ella, o como crees que me defendí en el internado, o cómo crees que me defiendo de mis hermanas imbécil.

- Toma esto te ayudara a dejar de decir estupideces, y a calmarte. Me daba un vaso con una cara burlona quería matarlo pero mientras cogí el vaso que me ofrecía y se lo derrame encima todo, como lo cogí de sorpresa le quite su vaso también y se lo eche encima y este ultimo lo tire en el suelo que por muy mala suerte no se rompió cuando era lo que quería principalmente.

- Eres tan patán, estúpido y arrogante, te parece que esto es una estupidez, ves como me puedo defender yo sola sin ayuda tuya ni de nadie, imbécil, ahora dime donde están mis cosas para no honrarte más con mi presencia y largarme de aquí de una estúpida vez y no volverte a ver.

- Tú de aquí no te vas hasta que yo diga, te crees que puedes tirarme las copas encima en mi cara e irte sin más. Un error eso no es así. Cuando me echo las copas en la cara solo sentí una corriente eléctrica, que me obligaba cogerla ahí mismo en el suelo y hundirme en ella hasta lo ultimo y hacerla gritar. Esa mujer era mi perdición desde que entro con ese trajecito verde tan sexy me di cuenta de lo de mi miembro era culpa de ella, ahora por lo que parece no podía estar con ninguna otra mujer por que mi amigo no respondía, en cambio tan solo vi a esa mujer, mi amigo se puso en acción.

- Que acaso me vas a retener aquí?, eres un completo mentiroso desde el día que llegue, dijiste que no dejabas de pensar en mi, y como no te di lo que querías fuiste a buscar a otra mujer, eres un bastardo de lo peor no se como hay mujeres que hacen filas para estar contigo cuando tu no eres nadie.

- Igual que tu no? tu eres una de esas que se mueren , lo que yo haga con otras es mi problema o acaso estas celosa? tu sabes muy bien que estas loquita por mi, y que tu también haces fila, eso no puedes negarlo

- Maldito arrogante, eso quisieras tu, todo eso era parte de una apuesta que hice con mis hermanas, y que crees? la gane, eres todo un playboy te vas con cualquiera que tenga falda, y no me muero por hacer fila, NO ERES DE MI TIPO, ERES UN CERDO, CALCULADOR, ARROGANTE, PREPOTENTE, PATAN,FRIO, DURO te odio!.

- No seas mentirosa tu ansias estar debajo de mi cuerpo gimiendo mi nombre una y otra vez hasta hacerte perder la razón, me amas. Iba a darle una cachetada pero no le dio tiempo le agarro la muñeca y la pego a su cuerpo así la obligaba a que lo mirara. No quería hacerlo pero esa mujer era su perdición. Nunca había sentido algo así con ninguna otra mujer incluso temblaba al tocarla. Su mente le decía que la soltara porque no acabarían bien las cosas pero su cuerpo y como hombre que era le decía otra.

- Tienes la autoestima muy alta pero no es así, TE ODIO

- ¿Eso crees?

- Claro que lo se, tu solo fuiste una apuesta. Las manos de él se cerraron fuertemente en su cintura y la miro con una furia que daba miedo

- Te voy a demostrar que me deseas, te voy hacer suplicarme que te haga mía una y otra vez, te veré debajo de mi cuerpo gimiendo, sudada arañándome la espalda cuando te de placer.

- Ja, engreído eso ni lo sueñes a mi no me vuelves a tocar en tu vida.

- Eso lo decido yo por ahora besa a este engreído. Me beso con furia, me agarraba fuertemente. Luche y luche para no caer pero con solo sentir sus manos en mi piel me encendían completamente

- Suéltame, maldito! No sabes cuanto te odio!. En vez de gritarle mas bien me escuche como gimiendo ya que el tocaba partes en mi cuerpo que el hacia encender únicamente el.

- Dudo que me odies mas bien me deseas, Tu y yo somos candela pura y lo sabes, tu cuerpo me reclama, mira tus pezones con solo mirarme ya están erectos, tienes el vello erizado con solo hablarte al oído como lo hago ahora y no es de miedo, todo eso que sientes se llama placer, te suelto si toco tu intimidad y no esta húmeda. Cuando dijo eso bajo sus manos a mis bragas y por encima de ellas me toco, me miro a los ojos y al ver que estaba húmeda se relamió los labios, como si fuera el mas delicioso manjar, me miro con cara triunfante al saber que estaba así por el, - Ves como me deseas, no mientas, no digas que me odias, esa boquita sexy no es buena mentirosa. - y te soltare solo cuando te haga mía, cuando dejes de desearme y yo deje de desearte. Cuando me ruegues para que te haga mía, cuando te escuche gemir de placer, por que eso sentirás conmigo. Me arranco las bragas de un solo tirón, estaba eufórico. Después de eso fue una lucha perdida, el me besaba, me acariciaba, me daba tiempo a que lo rechazara pero no lo hice me rendí solo quería sentir. Me quito la ropa con mucha destreza, lo próximo que sentí fue cuando me deposito en la cama, me besaba con furia, con pasión, tomo mis pechos y los mordió, los lamio me hizo gritar una y otra vez.

- Edward…. Por favor no hagamos esto…..awwww . trate de ser fuerte pero que podía hacer no era de palo, y el me hacia sentir muchas cosas, tuve que gemir por que cuando trate de suplicar para que me dejara introdujo sus dedos en mi interior me bombeaba con una dulzura, y una precisión como si supiera todos los puntos y como excitarme.

- Tú no quieres que yo pare y lo sabes…. Verdad que no?, dime que pare y yo paro. Suplícame por que te de mas placer, porque lo que sientes es solo el principio.

- Por favor….. Trate de decirle que parara pero hice todo lo contrario. - ya no me tortures mas, tu sabes que yo no quiero que pares

- Lo sabía pero quería escucharte, ahora dime que quieres que haga…. Dímelo y lo hare…. Me excito y me excito y me tuvo como él quería me tenia en su boca gimiendo y gimiendo una y otra vez. Me embestía con sus dedos como el experto que era, ya estaba a punto de venirme eso lo sabia. Paro de darme embestidas y me dijo

- Dime o paro, dime, ruega que quieres que siga, o dime que pare. Esto me lo decía con una voz tan fuerte y a la vez sexy, en todo lo que hacia no había dulzura, estaba echo una furia, enojado por todo lo que le dije, jamás olvidare su mirada, tan fuerte, debería de decirle que no, pero no lo haría, yo lo necesitaba, lo deseaba, a ver si así dejaba de soñar con el, de desearlo, de anhelarlo, y ver si solo así lo podía sacar de mi mente.

- Hazlo, de una buena vez, no me hagas sufrir mas nada POR FAVOR! Esto se lo dije como si fuera otra estaba como poseída, había dejado de embestirme y estaba muy excitada le grite.

- Y lo hare gustoso no sabes cuanto, eres deliciosa, una hechicera. Se quito lo que tenia de ropa, me quede embobada mirando su cuerpo, por que a pesar de que antes nos habíamos tocado y eso, no me había detenido a mirarlo, era completamente hermoso, y ni hablar de su masculinidad, era hermosa completamente carnoso, grande, listo para mi, porque de una cosa si estaba segura hoy iba a ser su mujer, después de tantas cosas por fin lo seria. Lo haría hoy con él y me olvidaría de él para siempre, tenemos atracción, deseo y la liberaremos y se acabó. Así jamás yo no lo olvidara. Sin delicadeza me separo las piernas eso me gusto, toda esta furia me encantaba, después de todo lo que habíamos pasado no quería nada lento, todo lo contrario lo quería así salvaje, rápido, no fuera y viniera alguien nos interrumpiera, y además así salvaje el con coraje seria mas fácil hacer como si no me hubiera importado, que haberlo hecho con calma y ternura. Se posiciono entre medio de mis piernas dirigió su dureza a mi intimidad.

- ¡!Por favor Ed ya quiero sentirte pero yaaaaaa!. Y de una sola estocada me embistió, grite por la sorpresa, sentía cierto escozor en mi parte mas un leve dolor, él se quedo quieto en lo que me acostumbraba, envolví mis piernas en su cintura y mordí su hombro, esa fue mi señal para decirle que estaba lista, que continuara y el no espero mas, empezó con sus embestidas lentas pero rítmicas y precisas y con cada una sentía el dolor pero poco a poco se fue disminuyendo, sentía mas placer que dolor, así sintiera un dolor horrible, no quería que se alejara de mi, por fin estaba con el, con mi Adonis, sabia que esto era un error, que después de esto, si antes no me lo sacaba de la cabeza ahora, después de entregarme a el muchísimo menos, pero disfrutaría el momento al máximo, cuando terminemos me haría como si nada hubiese pasado es lo mejor, y así también seria mi desquite por lo que me hizo, le haría entender que lo que paso entre nosotros no fue nada especial, como si el no fuera la gran cosa, pero en realidad esto es lo mejor que me ha pasado en la vida, quería que lo hiciera mas rápido, quería sentirlo por completo dentro de mi.

- POR FAVOR MAS RAPIDO, QUIERO SENTIRTE YA DE UNA BUENA VEZ. Le dije

- No quiero lastimarte, ya fui muy rudo, me deje llevar y te hice mía así sin mas.

- No me lastimas, si no lo haces rápido si que me lastimas

- Estas segura?

- Claro que estoy segura…awwwww no pares. Empezó con sus arremetidas rápidas, luego de todo esto lo que paso la sumió en una agonía constante de placer. Gimió, grito, temblaba pero de puro placer, el cada vez que la sentía que estaba al borde del orgasmo, bajaba la velocidad, y le empezaba a besar los pechos, los lamia una y otra vez, ella no sabia que le daba mas placer, así estuvo rato con tal de que ella no tuviera su orgasmo, cuando ella grito, le suplico, le lloro que ya, que la dejara de torturar que estaba desesperada por la liberación de su orgasmo, cuando él la tuvo como él quería, ahí el decidió que era el momento de dejarse llevar ambos y tener el mejor orgasmos de sus vidas lo hizo con unas ultimas estocadas fuertes, rudas, y cuando sintió que ella, grito de placer, que la vio temblando debajo de ella. Y él se dejo llevar y tuvieron su orgasmo juntos, algo en el cambio, el no sabia que, lo que si sabia es que nunca la podría olvidar ella estaría grabada siempre allí. Aun cuando el mientras le hacia el amor en lo mas profundo de su ser supiera que esa seria la única vez de que lo hicieran, el sabia que lo que creía que el entendía que era ella para el, de que era solo por tenerla en su cama y al hacerlo ya se acababa el encaprichamiento, o como él le decía el reto de ser la primera mujer virgen en su cama, se había equivocado, con esta vez no iba ser suficiente, ahora mas que nunca, no se saldría de su cabeza, estaría para siempre grabada en su memoria.

- Te lastime, estas bien? Esto me lo decía acariciándome el rostro y sacándome el cabello también del rostro.

- Si estoy bien y no me lastimaste. Estaba exhausta no podía mantener mis parpados abiertos por mas que quería, tenia que salir de allí rápido.

- Siento haber sido tan grosero contigo, ¿Estas segura que no te lastime?

- Shhhh…. Estoy bien, por favor salte de encima no me dejas respirar. Fui grosera pero tenia que serlo, ya no iba seguir siendo la Bella tan ofrecida ahora seria una muy diferente, le pagare con la misma moneda como el me trata a mi.

- Lo siento, solo estoy preocupado por ti

- Ahora estas preocupado? Estoy bien ahora por favor cállate y déjame descansar si. Tenia que salir de allí, pero no podía, una estaba muy cansada y, otra no quería alejarme de el jamás, no sabia si era un sueño todavía no podía creer que había hecho el amor con el, estaba en eso pensando cuando caí en un profundo sueño.

\\ POV EDWARD/

Estaba en la silla al lado de mi cama observándola, me tomaba un whisky eran las 5:20 de la mañana y ya estaba tomando, pero lo necesitaba, se veía hermosa envuelta en mis sabanas, el cabello todo revuelto, con cara de satisfacción, tenia los labios hinchados y rojos de tanto que la bese, llego un momento que deje de hacerlo por miedo a rompérselos. Me sentía horrible me había comportado como un animal, la hice mía sin miramientos, si le di placer de eso estoy seguro, pero no me sentía bien conmigo mismo. Cuando se durmió verifique su cuerpo para ver si estaba bien, ya que ella me dijo que si pero la note molesta, su cuerpo tenia marcas normales de dos personas que tienen intimidad, aunque me pase un poco tenia marcas de mis dientes en sus pechos, eso me gusto no se como marcarla, deje mi huella al ser su primer hombre. Se movió y vi una mancha roja en la cama. Maldición me volví loco, se supone que me alejaría de ella e hice todo lo contrario. Me deje llevar por el coraje y el deseo que sentía y le hice el amor anoche, ¿el amor? En que diablos estoy pensando, tuve sexo sin protección, esta mujer sacaba lo peor de mi, no me dejaba pensar con racionalidad, tan pronto se levantara le dejaría las cosas en claro, todo lo que sentía por ella era deseo y atracción eso estaba claro, pero por mas que la deseaba no quería llegar a esto, pero ya que lo habíamos echo no hay marcha atrás, le dejaría todo claro, que después de esto habían dos caminos o era mi amante o haríamos de cuenta que esto nunca paso, me gustaba mas la segunda opción pero era porque ella no se merecía algo así, si no algo mas, ella todavía era inocente, aunque con todo mi ser yo gritaba que fuera la primera opción le enseñaría todo lo que tiene que ver de las artes amatorias y cuanto placer se puede tener con los cuerpos, si escogía la primera opción lo único que le prometía es que seria la única el tiempo que durase la aventura, pero nada mas, nada de relaciones ni reclamos. Me quede hay pensando en eso y en muchas cosas pero mi mente estaba echa un lio. Era la primera mujer con la cual no me cuidaba, la primera virgen, la primera con la que llevo tantos años de diferencia y la primera en mi habitación, si en mi habitación, ninguna mujer había puesto un pie aquí, si no en el cuarto de huéspedes tenia sexo con ellas y adiós, y luego temprano que cambiaran las sabanas, ninguna dormía en mi casa, como ella lo estaba haciendo. En ella recae muy bien ese refrán que dice siempre hay una primera vez, y ella fue la primera en toda. No sé que me pasaba con esta mujer rompía todas las reglas. Deje de pensar y me dirigí hacia la cama a su lado para dormir y sentir el calor de su piel hasta que diera la hora de decidir.




No hay comentarios:

Publicar un comentario